Impresión 3D, más social que nunca

17:03 Javier lopez martínez 0 Comments

Aunque la impresión 3D lleva ya varios años conviviendo con todos nosotros, en el 2016 ha destacado en importantes campos desde la medicina a la construcción, pasando por la gastronomía o el automovilismo.

En la localidad Madrileña de Alcobendas tenemos un primer ejemplo de la perfecta combinación entre la impresión 3D y construcción, instalando el primer puente peatonal del mundo impreso en 3D y hormigón.  

Puente impreso en 3D, Alcobendas 
Pasamos ahora por los fogones, para probar composiciones comestibles con precisión de píxel. La NASA ha sido pionera en apostar por alimentos producidos en impresoras 3D, una idea que ya se ha comenzado a comercializar por la empresa Food Inc. y que se ha podido disfrutar durante unos días en el restaurante Yours de Barcelona.

La tecnología también ha llegado a los hospitales. Las impresoras de biotejido han empezado a cosechar éxitos desde principios de 2016. En Estados Unidos se logró implantar en animales vivos estructurasde tejidos vivos cartilaginosos, óseos y musculares; creando un sistema de vasos sanguineos. Y sin irnos más lejos, en la Clinica Universidad de Navarra el pasado 2 de diciembre se implantó un corazón totalmente artificial.  

Furgoneta impresa en 3D

Por último, el 2016 también nos ha dejado novedades en el mundo de las cuatro ruedas gracias a la impresión de vehículos en 3D. En Japón encontramos la furgoneta de reparto de Toshimaya que aprovecha dos tecnologías que en los últimos años se han vuelto más accesibles y asequibles: los coches eléctricos y la impresión 3D.

0 comentarios: